Investigadores de CNIC y Philips han desarrollado y patentado una técnica revolucionaria que permite realizar una resonancia magnética cardiaca (RMC) en menos de un minuto. Esta resonancia magnética cardiaca ultra-rápida, denominada ESSOS (Enhanced SENSE by Static Outer volume Subtraction), posibilita una evaluación precisa de la anatomía y la función del corazón y, además, reduce los costes e incrementa la comodidad del paciente. La técnica ha sido validada en más de 100 pacientes con patologías cardiacas diversas. Actualmente la tecnología está siendo validad a nivel internacional dentro de un proyecto H2020 liderado por el grupo.

La RMC es la técnica idónea para estudiar la anatomía, función y hasta composición celular del corazón; permite explorar el corazón de manera no invasiva y sin radiación. Y, a pesar de que la gran mayoría de hospitales dispone de equipos de resonancia magnética, su uso para el estudio del corazón de pacientes es limitado. La principal causa es el tiempo necesario para hacer un estudio completo (entre 45-60 minutos).

Por otro lado, los equipos de resonancia magnética de los hospitales realizan otro tipo de estudios, no solo de corazón, lo que dificulta todavía más la realización de estudios cardiacos de tan larga duración.

Para resolver esta limitación, los investigadores del CNIC, en colaboración con Philips, han desarrollado una técnica de aceleración específica para la adquisición de estudios de RMC. Esta técnica permite estudiar la anatomía y función (motilidad) del músculo cardiaco, así como las áreas cardiacas que han sufrido un infarto o que tienen fibrosis. Asimismo incorpora la posibilidad de analizar toda la caja torácica en 3D y, mediante algoritmos matemáticos, focalizarse únicamente en el corazón y los grandes vasos (parte móvil), con lo que se reduce el tiempo del estudio.

La hipertensión pulmonar (HP), definida como el aumento de la presión sanguínea pulmonar media por encima de los valores normales, abarca una serie de trastornos caracterizados por el aumento de la resistencia vascular pulmonar y el deterioro progresivo del ventrículo derecho. La incidencia de la hipertensión pulmonar en la población es elevada y se asocia con una alta morbilidad y mortalidad. Aproximadamente dos tercios de los pacientes con disfunción ventricular izquierda (sistólica o diastólica aislada) desarrollan hipertensión pulmonar. Actualmente, hay una falta de tratamientos para la hipertensión pulmonar.

Los investigadores del CNIC y de CLINIC han descrito un nuevo tratamiento efectivo para la hipertensión pulmonar de diferente etiología, tanto crónica como aguda. Han descubierto que la estimulación selectiva de los receptores adrenérgicos beta-3 tiene un efecto beneficioso en la hipertensión pulmonar.