El Dr. Fuster aconseja ‘trabajo en equipo y buenos tutores’ a los alumnos del Programa Acércate

Compartir
26 Jul 2018
Investigación
Formación

Ocho de los mejores estudiantes de bachillerato de España, con una media de 10, participan en el programa ACÉRCATE, que organiza el CNIC dentro de su Plan de Formación CNIC-Joven

El Dr. Valentín Fuster, director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), ha mantenido una reunión con los ocho mejores estudiantes de bachillerato de España que han sido seleccionados para participar en el programa ACÉRCATE, que organiza el CNIC dentro de su Plan de Formación CNIC-Joven. En ella, el Dr. Fuster les ha sugerido algunos consejos esenciales para desarrollar su futura carrera en ciencias y medicina. “Trabajo en equipo y buenos tutores o mentores”, ha destacado por encima de todo.

El objetivo de este plan, una apuesta personal del director general del centro, es atraer y formar a los jóvenes más brillantes desde las edades más tempranas para crear una cantera de investigadores de excelencia en el campo de la investigación cardiovascular. “Estáis en un momento muy relevante de vuestra vida en el que tenéis que empezar a meditar qué queréis hacer y saber hacia dónde vais”, dijo el Dr. Fuster.

Para el director general del CNIC, este tipo de programas son claves en la carrera de los estudiantes más jóvenes. “Yo mismo empecé así –reconoció- Con una beca para un curso de la Universidad Menéndez y Pelayo en Santander”. Este tipo de becas, comentó, pueden ser el “catalizador” de una carrera.

El mentor es quien va a ayuda a encontrar el “talento”, que en muchas ocasiones va en contra de la “ambición”

Las siete alumnas y el alumno han recibido además dos consejos claves: trabajo en equipo y rodearse de buenos tutores. “Yo mismo soy el producto de mis tutores”, señaló. El Dr. Fuster les ha aconsejado que “por mucho que uno sepa, siempre necesita una guía. Yo mismo, ahora mismo, tengo algunos. Cuanto más compleja es la vida, y una carrera, más importante es el mentor”. Es él o ella, les advirtió, quien va a ayudaros a encontrar vuestro “talento”, que en muchas ocasiones va en contra de la “ambición”. “Os servirá para orientaros a saber quiénes sois”.

Y el trabajo en equipo. “Cuando yo empecé no era tan relevante, pero hoy día es imprescindible. En el futuro vuestro trabajo no tendrá sentido si no se hace en equipo”.

Convocatoria 2018

La convocatoria de este año, abierta a bachilleres de todo el territorio nacional, se ha resuelto a favor de siete alumnas y un alumno de los 25 que reunían los requisitos y solicitaron participar en el programa: dos alumnas son de la Comunidad Valenciana, otras de Galicia, una de Extremadura, una de Canarias, un alumno del Principado de Asturias y otra alumna de Móstoles (Madrid). Incluyendo a los de este año, en total ya han participado en el programa 104 estudiantes, 38 son varones y 66 mujeres. En esta ocasión, los ocho jóvenes estudiantes, Raquel García Martín, Ana Hernanz Grimalt, Alba Arias Pascual, María Fernanda Hernández Martín, Belén Moldes Pais, Francisco Macía Guardado, Lidia González Teijido y Ana Montañana Pons, además de participar en el día a día de un centro de excelencia en investigación como el CNIC, han compartido sus experiencias y sus dudas con los investigadores del centro.

Este programa es el que se dirige a la captación de talento más joven de todos los de formación que hay en el CNIC. El apoyo sostenido de la Fundación Pro CNIC es indispensable para que, año tras año, pueda seguir celebrándose y captando el talento desde la etapa más precoz. “Estamos muy satisfechos de este concepto que comenzamos hace ya 13 años”, añade el Dr. Fuster.