La fibrilación auricular (FA), uno de los tipos de arritmias más frecuentes, afecta a más de 30 millones de personas en todo el mundo y, en España, se estima que hay más de 600.000. Además, se calcula que alrededor del 37% de la población mundial mayor de 40 años la padecerá en el transcurso de su vida. La ablación (aislamiento de las venas pulmonares de la aurícula izquierda) con catéter, dirigida al aislamiento de las venas pulmonares de la aurícula izquierda, es la terapia convencional de esta enfermedad cuando no responde a fármacos. Sin embargo, la ablación ofrece resultados subóptimos en casos complejos de FA debido a que otras regiones de las aurículas, más allá de las venas pulmonares, también son relevantes para el mantenimiento de la arritmia. Esto ocurre especialmente en casos de FA persistente con meses o años de evolución.

Investigadores del CNIC y HCSC han desarrollado un sistema que permite guiar procedimientos de ablación de una forma específica para cada paciente en casos complejos de fibrilación auricular persistente, identificando estas regiones clave a tratar con gran precisión y especificidad. Además, no requiere equipos ni material fungible adicional, sino sólo un software que podría implementarse dentro de cualquier navegador electroanatómico convencional, por lo que no encarecería los procedimientos actuales de aislamiento de venas pulmonares, con la ventaja de poder realizar una ablación paciente-específica en casos complejos.

Artículo científico