La inflamación del miocardio o miocarditis es una enfermedad de etiología heterogénea, frecuentemente causada por una infección producida por patógenos, toxinas, fármacos o por un desorden autoinmune. Su variabilidad clínica y sus síntomas no específicos hacen que del diagnóstico de la miocarditis un proceso que no siempre es fácil. Hay una necesidad urgente por conseguir un método test preciso y rápido que proporcione información sobre tanto el diagnóstico como el pronóstico sobre el paciente cuando entra en el hospital con síntomas de infarto agudo de miocardio. Las investigadoras del CNIC han identificado el rol de un miRNA específico en cardiomiopatías y han estudiado su diferente expresión en plasma de pacientes comparados con voluntarios sanos. Este microRNA puede usarse como biomarcador para mejorar el diagnóstico de la miocarditis aguda.